Buscar
  • Gustavo Scuderi

"Lo que queda de nosotros" -MI CRITICA-

Siempre es una novedad para el espectador y muchas veces de alta demanda, cuando un artista internacional decide venir a nuestra tierra a representar una obra. Esta vez es el caso de Carolina Ramírez, reconocida actriz y bailarina colombiana que logró su mayor reconocimiento con la serie "La reina del Flow" (se encuentra disponible en Netflix y consta de dos temporadas). Amén de la obra que vamos a ver, muy bien escrita por Sara Pinet y el propio director Alejandro Ricaño, inclusive protagonizada en México por la propia autora.

Pensada la pieza para acercar al público joven al teatro "Lo que queda de nosotros" es un texto que, si bien atraviesa la vida de una joven y su perro, diría, no sólo es para un espectador de corta edad, aunque haya sido galardonada por ello. De un escribir dinámico, profundo y con ciertos toques de melancolía y oscuridad, trata temas muy humanos y fuertes: la muerte, el duelo, el desapego, inclusive el maltrato animal. Estamos en conocimiento de que Carolina es defensora de este tema y participa activamente en ello, por supuesto mamá de varias mascotas.

La obra transita una melancolía (llevar pañuelos) matizada por un humor muy sutil, porque es muy sentido y fuerte lo que se cuenta. Nata intenta sobrellevar el dolor de la pérdida, en principio de su madre a una corta edad y luego la de su padre, esto genera en ella una actitud de desapego y la llegada, casi impostada, de un cachorro, Toto, le cambiará la vida, pero para llegar a esa catarsis tenemos el transcurrir de una hora muy emotiva y lograda.

Si bien Carolina, ya conoce la pieza, pues la representó y su costado de interés animal también la ayuda y moviliza en su entrega y actuación, Alberto Ajaka, se acopla a la perfección. Un actor sublime, de una calidad interpretativa elevada; sus trabajos tanto televisivos, cinematográficos y teatrales fueron muy logrados. Aquí en una difícil propuesta, donde interpreta al can, con algunas características, que no adelantaré, que aún lo hace más complejo. Pero no sólo Carolina y Alberto interpretan a Nate y su mascota, sino que también realizarán otros personajes, que entran y salen de la historia con gran solvencia y matices.

En Buenos Aires es dirigida por el propio Ricaño y la dirección artística es de Virginia Magnago. "Lo que queda de nosotros" trata fundamentalmente de dos temas que marcan a un adolescente, la pérdida de los padres y la crianza de una mascota y la responsabilidad que conlleva eso. Claramente es una pieza aleccionadora, concientizadora ante el cuidado de los animales, justamente retratada en la etapa en que los jóvenes empiezan a sociabilizar y descuidar a sus compañeros. Si bien los autores tienen simpatía por los perros e investigaron para la pieza, encontraron en Carolina una defensora fiel a la causa y a la obra.

Sin dudas una propuesta entrañable, cálida, con una temática no muy transitada y unos actores que la sienten y acompañan, por ello y ya que estará por pocas funciones, ya iría comprando las entradas, que seguro, vuelen.


GUSTAVO SCUDERI