Buscar
  • Gustavo Scuderi

Sebastián Villagra, un camino a su interior...

Al querer conocer un artista, lo mejor, es que se presente con sus propias palabras; guiarlo en un listado de preguntas, donde es mi interés y marca, llegar a esos lugares que el periodismo suele escapar o no indagar. En mi opinión una carrera acompaña a una persona y se va tejiendo o deshilvanando, según su propia experiencia o vivencia.

Sebastián Villagra es un joven artista que viene marcando su territorio de una manera diferencial y los invito a conocerlo a través de estas preguntas, que nos permitirán un acercamiento más íntimo...


 FT: En principio contame, ¿quién es Sebastián?, el Sebastián persona, no artista.


SV: "Nací en Santa Fe, capital, en un barrio donde generé vínculos muy fuertes y amistades que hasta el día de hoy amo compartir, soy el cuarto hijo y el más chico, siempre emprendedor y decidido en que algo relacionado a lo artístico iba a hacer.

Soy una persona muy disciplinada y prolija en todo lo que me propongo hacer, muy meticuloso, ordenado.

Me gusta mucho hablar y relacionarme con mi vínculo más cercano y debatir bastante.

Soy muy santafesino y aún me como las eses, pronuncio mal "lo' ojo'" y tomo mates las veinticuatro horas del día jajaja

Me encanta compartir momentos en familia, charlar con mis sobrinos, hablar con mis hermanos.

Me gusta mucho estar en casa y siempre buscar algo para hacer, generar rituales que me hagan sentir cómodo, generar mi propio espacio, con olores, mantas, almohadones. Siempre suelo estar en lugares distintos de la casa, no tengo uno preferido, más bien la casa en sí es un espacio donde me gusta pasar las horas.

Me gusta mucho condimentar las comidas y dejarles una magia especial, disfrazar el plato para que parezca más canchero.

En este parate, decidí pensar que hacer con unas revistas que había en casa y me puse a hacer collages manuales, y me enamoré de esa técnica, me di cuenta que no solo era recortar y pegar si no crear mundos surrealistas y reciclar algo que por ahí lo iba a desechar. Es un pasatiempo y habla mucho de la dedicación que le pongo a lo que hago, ya que me tomo mi tiempo y trato de hacerlos detalladamente.

Un reinventado es Sebastián para mí, ya que estoy en continuo movimiento y experimentando cosas nuevas, de hecho, muchos me decían que los collages estaban como para imprimirlos en remeras y productos y me abrí una tienda online de Flash Cookie, donde encontrás productos increíbles con los collages insertados.

Voy por todo, y me gusta hacer las cosas a fondo, muy intenso, y detallista.

Soy ansioso también y a veces demasiado, pero me gusta también buscar ese equilibrio y ver qué cosas me bajan un poco, como la meditación, el yoga y entrenar. Me gustan mucho esas disciplinas".


FT: ¿Cómo fue tu acercamiento al teatro aéreo?, se te ve un hombre que se cuida, ¿eso tuvo que ver o bien es el resultado de esa disciplina?


SV: "El teatro aéreo vino a mí, y desde ese momento me sentí totalmente atraído por esa técnica, que más que técnica es un lenguaje maravilloso. En el año 2007, Roberto Strada, el director de la obra Voalá Station me ve en una clase de Expresión Corporal en la Escuela de teatro de mi ciudad y me invita a hacer un casting al otro día. Cuando llegué, había mucha gente con aspecto a que la tenían súper clara en el entrenamiento y en el gimnasio. Pero lo que yo no sabía, era que él buscaba algo más que eso, quería que el cuerpo aparte interpretara algo, contara una historia, lo cual para mí era un punto a favor porque era el único actor que estaba en la audición. También jugaba a favor que siempre hice deportes y de muy chico soy un apasionado por las diciplinas físicas. Finalmente quedé seleccionado y fue una alegría inmensa empezar a formar parte de la compañía y recorrer el mundo por festivales de renombres y hacer lo que amo, una mezcla de emociones con una obra que tiene una fusión de disciplinas que hacen un espectáculo de un nivel impresionante.

Luego de eso, mi disciplina seguía siendo la misma, de entrenamiento, de buena alimentación y de tener el centro bien firme para poder volar a tantos metros de altura".


FT: ¿Cómo fue tomar la decisión de dejar pasar la posibilidad de quedarte en España?, sueño que todo joven anhela, triunfar en Europa.


SV: "En ese momento todo era un juego y no lo tomaba como una posibilidad que la dejaba pasar. Tal vez con los años dije que eso tal vez no tendría que haberlo decidido así o lo pensaría mejor, tenía 21 años y la verdad que también creía que había cosas que tenía que experimentar y seguir creciendo en lo actoral y en otras disciplinas y no solo centrarme en las giras internacionales.

Sumado a lo familiero que soy y en ese momento mi corazón estaba transitando su primera relación amorosa y la intensidad que eso implica, ya eran cuatro años de relación y la balanza fue para ese crecimiento y no el otro.

Por suerte, el vínculo jamás se rompió con la compañía y luego seguí viajando por Latinoamérica y haciendo las obras de la compañía que son dos, Voala Station y Muaré Experience, con música del genial Gastón Iungman".


FC: Hay varios nombres que ayudaron en tu carrera, entiendo también en tu crecimiento artístico y son increíbles y les guardo mucho respeto. Claudia, Lorena y Pepe, ya esos nombres movilizan algo en tu ser interior, seguramente, ubícamelos en tu proceso creativo y brevemente dame adjetivos de ellos.


SV: "Pepe llega a mi vida en un momento que recién empiezo a transitar el hacer teatro, mi primer contacto con el teatro fue muy chico en un taller, donde el maestro estaba un poco obsesionado con las obras de la dupla Cibrian- Mahler por lo cual ya empezaba a sonarme mucho eso y empecé a entusiasmarme con querer verlas a las obras. Finalmente las veo cuando van a Santa Fe algunas y me dije, yo quiero estar ahí.

En Mayo del 2009, Pepe va a hacer un seminario a mi ciudad en el Teatro Municipal y me anoto para aprender y tener la oportunidad de escuchar que tenía para decir, cuando llego me entero que en realidad aparte del seminario, diez personas quedaban seleccionadas para hacer el musical OTELO, de gira, que se hacía en el Teatro Municipal, una sala increíble de Santa Fe.

Fueron dos días intensos de aprendizaje y de darlo constantemente todo, jugar, dejarse fluir por cada ejercicio y es así como me elije para formar parte del elenco de Otelo, luego de eso me llama para audicionar para las Mil y una noches que se hacía en EL Nacional en la temporada del 2010.

Ahí fueron varios días de audiciones, totalmente agotados y con una entrega impresionante hasta que la noticia fue un quedaste y fue la posibilidad de venirme a vivir a Buenos Aires, definitivamente.

Pepe es exigente, impulsivo, perfeccionista, inteligente, un maestro realmente.

En ese proceso empiezan los ensayos y conozco a la gran Claudia Lapacó, quien me enseño mucho y es una referente para mí, ver su disciplina y su responsabilidad arriba del escenario me hizo crecer mucho como artista, entender que en ese momento uno tiene que entregarse por completo a la magia y a lo que acontece.

Claudia es una mujer con una fuerza increíble, una energía arrolladora en el escenario, disciplinada, observadora, una mujer que muestra el alma cuando actúa.

Lorena Vega es una maestra que tuve la oportunidad y el privilegio de tener, con una mirada minuciosa y es una cirujana de la actuación, impensado todo lo que generó en mí en el año que tomé clases con ella, un vínculo hermoso que generamos a través del hacer, ella como docente, yo alumno, a su vez ella dirige mucho en sus clases y saca un actor que tal vez no habías experimentado nunca y toca fibras que llegan a traccionar lago muy fuerte de uno como actor. Actualmente estoy investigando mi actor con otra genia, Felicitas Kamien que hace un trabajo muy preciso de estado. Trabajo desde lo físico y a mi es algo que me apasiona".


FC: En un comienzo te pedí que me acercaras a Sebastián, ahora te pido que posiciones al Villagra artista en un tipo de género teatral ¿en cuál se siente más cómodo?


SV: "Es difícil poder elegir uno porque me siento bien haciendo y experimentando distintos géneros, todos tienen un algo hermoso que me lleva a sentirme bien y poder jugar y divertirme, nada más lindo que hacerlo desde el lugar del juego y de sentirse vivo con eso. Pero si puedo decir que me gusta mucho el teatro convencional, el teatro de texto".


FC: Ahora te pido que me des la primera palabra que te viene a la cabeza con respecto a la pandemia y ¿qué posibilidades te abrió o cerró en tu vida?


SV: "Reinventarse. Fue para mí una forma de encontrarme y de repensarme, de verme con horas un poco más libres para poder ver que estaba haciendo bien y que estaba haciendo mal. Me abrió la posibilidad de poder trabajar con una amiga que admiro mucho, una gran actriz de Santa Fe, Nidia Casís, que de otra manera seguro sería imposible porque ella está allá y yo en Buenos Aires. También nos reencontramos con Flor MInen otra actriz y amiga santafesina que admiro mucho. Me abrió la posibilidad de verme creativo y tras el no poder hacer, ver cómo hacer con lo que se tenía. Ser un poco el gestor de cosas nuevas para poder llegar a fin de mes, ya que se cerró la posibilidad de reestrenar El Taita, una obra que reponíamos en Mayo. También estaba ensayando una obra que se llama La Doma, que seguro será el año que viene o cuando se pueda volver. Había unas giras dando vueltas también, pero los festivales este año no están funcionando de forma presencial.

Así que reinventarme fue la palabra con la cual defino todo este tiempo".


FC: Soy un fanático de las impresiones y de la movilidad y plasticidad de los artistas, tu escenario me abre un espectro televisivo también, ¿te animarías?


SV: "Pero claro que sí, esperando que eso suceda y será bienvenido, porque amo hacer, amo actuar, es en el lugar donde me siento más cómodo. Me gustaría mucho experimentar tele y ojalá que la ficción nunca se acabe".


FC: ¿Que opinas del teatro en streaming, que es Jones? ¿Que se viene ?


SV: "Al principio estaba enojado con la plataforma y que todo se vea tan online, la vida de repente empezó a ser una pantalla de tele o de celular. Pero realmente cuando esto empezó a extenderse mucho más me fui encariñando con el hecho de poder mostrar el arte a través de una plataforma que permita al espectador sentirse acompañado en sus casas.

Necesitamos identificarnos en todo momento, escuchar voces que nos inviten a pensarnos, y en ese punto, creo que los artistas de la escena, tenemos la oportunidad de poder meternos con algún personaje en la vida de las personas o en este caso particular, en sus casas, y acompañar la experiencia al menos desde un plano virtual pero no por eso, menos presente.

Si bien no lo es lo mismo que el teatro, había una esencia y una magia parecida: algo que nos acercaba a personas que estaban felices de que le contemos algo y un equipo dispuesto a jugar y divertirse con una historia que escribió y dirigió Micaela Fariña. Cada uno de nosotros estaba acompañado por una persona que nos filmaba, en el caso de Nidia, Florencia Minen; y, en mi caso, Gonzalo Quintana, quien también es el codirector de la serie.

Jones,  surge de la necesidad de seguir indagando qué posibilidades nos da el teatro pero trasladado a otros dispositivos. Lo llamamos ‘serie teatral’, porque es un híbrido, está en el medio, pensada solamente para este momento, que también sospecho que puede quedar como un dispositivo para seguir explorando post pandemia.

 La adrenalina del vivo, es muy parecida a la del dar sala en el teatro, intentamos conservar la dinámica y el ritual.  Tuvimos una linda repercusión y es así que se viene la segunda temporada en noviembre, estamos empezando a ensayar estas semanas.

Aparte de Jones voy a hacer una participación en una serie web Colombiana".


Sebastián muchas gracias por tus sentidas palabras y abrir tu interior para FOCOTEATRAL, te auguro un camino sin fin y por supuesto marcado por tu talento.




  • Negro del icono de Instagram

©2019 by Foco Teatral. Proudly created with Wix.com