top of page

"Daniel: Voy a ser el gay más famoso de Chile" -MI CRITICA-

El arte proporciona, ya sabemos, muchísimas sensaciones y sentimientos, y por supuesto defiendo su carácter formador y un espacio que muchas veces sirve de catarsis o medio para concientizar.

Esta vez, se generó un doble interés para asistir al Teatro Beckett a ver "Daniel: Voy a ser el gay más famoso de Chile" una historia real que conmocionó al país vecino por su brutalidad y desapego con el ser humano en sí; un caso que tuvo resonancia mundial, al ser un crimen homofóbico, también de esta lamentable historia se realizaron dos películas que tuve la suerte de ver.

El primer interés fue conocer a la compañía chilena "La Matrera " que trajo la obra, con la sabia decisión de hacerlo con parte del elenco original y la otra parte seleccionada aquí. Lo que era fundamental, es que esté su rotundo protagonista encarnando a Daniel, Johan Mutarello, con una actuación brillante; con la soltura de haber transitado el texto hace tiempo y con una madurez interpretativa envidiable por su corta edad. La obra gira en torno a él, por supuesto, y su presencia es magnética y transmite mucho.

El segundo punto atrayente es la dramaturgia de Ramón Mazuela Falchetti y Eduardo Meza Villanueva basada en el libro "Solos en la noche" de Rodrigo Fluxá que, no evita la crueldad de los hechos ni tampoco se regodea en lo gore, sino que se expande hacia otras temáticas que rodearon la corta vida de Daniel.

El espacio escénico de este teatro es perfecto para la puesta, que lo aprovecha totalmente, desde la intimidad de la casa familiar de Daniel, hasta la pista de un boliche o el parque donde fue asesinado este joven de una manera brutal. Por otra parte, el trabajo de dirección logró poner detalle a cada aspecto de la obra, pues la misma abarca no sólo actores, sino también bailarines, que alternan muy acertadamente personajes.

Es mi deseo que la obra trascienda y pueda ser vista por la mayor cantidad de espectadores posibles, pues su temática y espesor son muy importantes y necesarios, para seguir aprendiendo como sociedad y que no vuelvan a ocurrir estos hechos, que aún hoy lamentablemente suceden.


GUSTAVO SCUDERI




Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page