"Forever Young (10 años)" -MI CRITICA-

Actualizado: 29 may

Volvió uno de los musicales más queridos por el público y la crítica a nivel internacional, con varias temporadas exitosas y un comienzo hace 10 años que marcó la reapertura del Picadero, "Forever Young", se presentará los lunes a las 20 horas.

La obra escrita y compuesta por el compositor, autor y director sueco-suizo Erik Gedeon es un éxito en todos los países donde se presenta, porque tiene la inteligencia y la adaptabilidad a cualquier cultura.

Tomar grandes exponentes de musicales, meterlos en una máquina del tiempo, posicionarlos en el 2050 y utilizar sus propias carreras con el propósito de hacerla encajar en cada país, es sencillamente brillante. Está tan bien lograda aquí en la Argentina, que en sus continúas presentaciones a lo largo de estos 10 años aprovecha las situaciones actuales para activar la acción. Tanto los arreglos y la dirección musical de Gaby Goldman, como la dirección de Daniel Casablanca logran entremezclar temas icónicos internacionales cómo nacionales con una fluidez y oportunidad de la situación asombrosas.

Estos cinco viejitos rockeros habitan una residencia geriátrica, entre ejercicios matinales y el cuidado de una enfermera muy particular, que aprovechando su ausencia sacan todo su ritmo e historia a través de la música.

Se sucederán cuadros musicales muy bizarros y a la vez emotivos, y es en esa combinación que la pieza se hace grande, teniendo mucho que ver en ello sus protagonistas. Por esta pieza han pasado diferentes artistas, hoy vemos a unas inmensas Ivanna Rossi, Melania Leonir, Andrea Lovera, dueñas de unas voces privilegiadas y protagonistas de grandes musicales, están deliciosas, sería un error marcar una diferencia. Ellos son Walter Canella, Germán Tripel, Christian Giménez y el maestro Hernán Matorra, aprovechando de cada uno de ellos sus matices y cualidades, reitero es un espectáculo sumamente sutil e inteligente con sus propios protagonistas también.

La obra nos entrega una nostalgia de antaño pero también una moraleja, mejor dicho, un mensaje aleccionador sobre el vivir el momento y a nuestra manera.

Constantemente la puesta nos invita a cantar, a mover el pie, a aplaudir junto a ellos, a festejar inclusive sus propias historias, entiendo que la búsqueda de sus actores no es aleatoria, ya que mucho tienen que ver en la constitución de la dramaturgia local.

"Forever Young" es una obra que perdurará siempre en la cartelera porque tiene todos los elementos para que funcione y es de esas piezas que uno ve una y otra vez (a quien escribe le pasó, vamos por la cuarta) y en las que se sale de la sala tarareando alguna de las canciones del repertorio.


GUSTAVO SCUDERI