Buscar
  • Gustavo Scuderi

"Un ritual" -MI CRITICA-

Rodolfo Valss no es un nombre menor, es un artista con una trayectoria increíble; de ser mozo de Liza Minnelli, pasando por ser la voz en el famoso confesionario de Gran Hermano a trabajar y protagonizar grandes musicales, con Valeria Lynch y Nacha Guevara entre tantas otras estrellas. Ganador del Premio Konex 2001 y 2011, Ace, Florencio Sanchez y Hugo, su voz y carisma son, sin lugar a duda, reconocibles con sólo entonar una nota.

Ahora llegó el momento de festejar, tras 40 años de carrera y luego de una dura pandemia, sube nuevamente a escena los jueves a las 20 hs. en el hermoso espacio Border, en Palermo. En éste cálido y conmovedor espectáculo no está solo, lo acompaña un maestro, en literal sentido, el gran Hernán Matorra; llamado "Un ritual", justamente coincide con el tema que arranca el show, que dibuja muy bien el ambiente, el hambre artística y los nervios del teatro.

El show está producido por Fábrica de artistas, una fundación patagónica inclusiva, que lo cuenta entre sus maestros. La particularidad del espectáculo y para que el espectador lo sepa, es que no cantará los temas de los musicales en los que participó, sino que transitará repertorios de otros famosos musicales y también cantará tangos, jazz y baladas, por supuesto hilvanando los mismos con sus experiencias y vivencias en tan meritoria trayectoria.

El poco más de una hora que habita en escena el clima es de festejo, para los fanáticos de los musicales un momento único, pero la particularidad de éste es que también es un recital de un artista completo que ama lo que hace, sumamente humilde y honesto con el paso del tiempo.

También habrá lugar para presentar a sus herederos, tal cual los presenta, en esta función fueron dos, Gon Cano (preciosa entonación y un tema original) y Victoria Obarrio con un Ave María muy sentido.

Hernán demuestra su pericia musical y sirve de puntapié y guía para los artistas, es uno de los pianistas y compositores contemporáneo más importantes que tenemos; también fue director musical de grandes musicales como Chicago, Cabaret, etc. y se animó a interpretar junto a Santiago Otero Ramos, Asesinato para dos, que fue un suceso.

Bajo la dirección de Malena Albarracín, el espectáculo invita a la ensoñación, a la contemplación de un gran artista que emociona no sólo con su historia, sino también con su gran talento.


GUSTAVO SCUDERI