top of page

"Ahoradespués" -MI CRITICA-

Hace mucho no me pasa, que me quedo hipnotizado con una obra, al punto de contestar enfáticamente cada dialogo que dice el actor, que me sumerja en las imágenes que se desprenden de la poética barrial de su dramaturgia y salga conmovido por el resultado de la pieza en cada uno de sus simples elementos.

“Ahoradespués” desprende el sabor del buen escribir, la obra ganadora del concurso CONTAR, organizado por la asociación de productores teatrales, de actores y Argentores que buscan potenciar la participación de autores nacionales en el circuito comercial, fue escrita por el joven y promisorio Guido Zappacosta y cuenta con cuatro productoras importantes para que vea la luz en cartelera y ¡que pecado seria perdérsela!

Diego hace una reconstrucción minuciosa y detallada del ultimo día que vio a su padre, necesita recordarlo, pero no solo su historia o pasado compartido, él precisa acordarse especialmente de ese último día y a la vez comprender lo que le esta pasando. En esa reflexión, en ese decantar del duelo descubrirá lo importante del momento, del ahora, la importancia del decir, del abrazo a tiempo, del llorar hacia “afuera”, del evitar justamente el “Ahora…después”.

El monologo que desarrolla para el espectador está bordado de anécdotas, con una forma de decir moderna, la estructura de la obra posee ese costumbrismo propicio para la misma. La obra está bien resuelta, te atrae, te lleva por las situaciones sin necesidad de golpes bajos sino acudiendo a la emotividad de la comprensión, aunque cuando termine a uno le cueste aplicar esa moraleja en nuestras propias vivencias, solo aquel espectador sabio podrá cambiar lo rustico de la hostilidad amorosa diaria. 

El trabajo que realiza con el texto Federico Ottone es magnífico, lo llena de sutileza, de aristas, de emotividad, con una pisada escénica impecable, reitero es tan concentrada su performance que uno le responde o siente tal empatía de querer abrazarlo. Hermoso trabajo, desde el interior hacia su plasticidad externa, llena de gestos y mohines, impecable.

El resultado también mucho tiene que ver con su director, el queridísimo Héctor Díaz, conocedor absoluto de este ámbito, con su vasta trayectoria aplica a los elementos una teatralidad cercana que abraza al espectador, lo hace participe de la historia, con elementos básicos en escenas uno imagina esa enredadera crecer.

“Ahoradespués” merece todo elegio posible y que el público la acompañe, yo la recomiendo enfáticamente y seguramente me verán nuevamente charlando con Diego, de las cosas simples de la vida. ¡FELICITACIONES!

 

GUSTAVO SCUDERI




コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page