"Los perros" -MI CRITICA-

A veces una obra o un texto impulsa a un artista, pero son raros los casos en los que su carrera prosiga y es más, crezca. Claramente, Nelson Valente, logró proyectarse diversificando su escribir y sus creaciones, tanto para un teatro comercial como para el más alternativo. Nunca descuida sus proyectos y siempre en ellos está su marca, su visión del ser humano, buscando desde la acidez y la comedia negra encarar temas como los compromisos, las interacciones personales y los pasos o caminos que nos dibujan como personas; me resulta muy interesante su escribir, su mirada de la sociedad, de las personas y de las relaciones.

Nelson es también docente, proveniente de zona sur, fundador y director de la compañía del Complejo Cultural Banfield de donde se desprende su obra que lo catapultó y lo trajo a la cartelera porteña y aún sigue en la misma: “El loco y la camisa”. Otro dato muy interesante es que sus textos son representados en otros países como España, México, Venezuela, etc., claramente un orgullo nacional éste joven artista.

Hoy nos toca ver “Los perros” su ultima creación, todos los puntos arriba mencionados son aplicados en esta pieza; aquí su pluma se vuelve más punzante, desafiante y por qué no oscura. El encuentro para el Cumpleaños de Laura, aparentemente inocente y hasta rutinario, termina obligando a los convidados a plantarse el verdadero sentido de sus vidas; nadie es sincero y una sola chispa hace que estalle el intercambio entre todos ellos: su marido, su suegra y suegro.

La dramaturgia de Nelson no escatima en cuidados encuadres políticos, él se juega con claros y profundos sentimientos, donde todos nos vemos reflejados, por eso la comunión que encuentra con su público, con el que lo sigue o bien con el que recién se encuentra con su texto y que seguramente querrá continuar viendo sus creaciones.

Si bien hoy podemos ver dos de sus trabajos (a esta se le suma “Dígalo con mímica”), yo encuentro que son trabajos diferentes, si bien ambas tratan sus temas más analizados; encuentro en “Los perros” esa oscuridad que tanto me gusta de Nelson, aquí las verdades se dicen a la cara y no hay forma de huir de ellas y el espectador es testigo de esa catarsis.

Con un elenco muy bueno, hay nombres muy queridos por el público como el de María Fiorentino o Claudio Rissi, grandes actores de todos los rubros artísticos, aquí realizando dos personajes de tonalidad totalmente opuestos y la rompen, su naturalidad e internalización de sus criaturas es excelente. Me pareció brillante la actuación de Patricio Aramburu, en especial el tramo donde su personaje explota; su decir, su actuación va desde una compresión hasta una catarsis que apabulla. Melina Petriella es el disparador de la historia, siendo su silencio en medio de la reunión lo que uno percibe como raro y ella con sus posturas y miradas lo logra muy bien.

“Los perros” es una propuesta muy interesante y que el público debería acompañar, un gran texto que desafía a través de la risa, generando bienvenidos momentos incómodos, que festejo.


GUSTAVO SCUDERI