"Mi madre, mi novia y yo" -MI CRITICA-

La comedia es un género que no es fácil de hacer, muchos lo menosprecian o subestiman, pero su concepción en general es trabajosa, desde la dramaturgia hasta la interpretación inclusive. Pero cuando todos esos elementos se unen y se logra el equilibrio de una buena historia, que esté bien contada, que provoque por supuesto una complicidad con el espectador y esté actuada correctamente, es un placer y son pocos los casos. “Mi madre, mi novia y yo” lo logra y con creces.

Al minuto de comenzar la función, en una puesta escenográfica muy buena y envolvente de Daniel Feijoo, entramos a esa casa y en especial a esa Noche Buena, donde Fernando le presentará su primer novia, Leticia, a su madre Victoria. Fernando esconde varios secretos ante los ojos de Leticia, los cuales le pide a su madre que no revele, pero ese pedido es la mejor herramienta que le puede dar para romperlo y alejar a su principal amenaza. Una vez que la comedia comienza no para, son de esas obras que van in crescendo, hasta un digno final de doble mensaje y realidad, pues no solo Fernando guarda algunos temas.

Hace mucho no veía una comedia tan redonda, Mechi Bove, su autora y conocedora del tema, de gran preparación profesional, logra un texto sin fisuras y que como comenté no decae en ningún momento. En este resultado también mucho tiene que ver su director, un gran artista y destacado comediante, ideal para la propuesta y que tiene una larga proyección en este rol, Diego Reinhold, que intercala esta actividad con la actuación.

Párrafo aparte merece el trío protagónico, sublime, logrando un timing exacto, que nunca pasa el límite hacia la parodia o la sátira, tiene el peso exacto, entiendo tiene que ver mucho su experiencia y la dirección de Diego. Sebastián Presta, de una trayectoria variada, de un humor particular, logró grandes adeptos a él, en especial por internet donde llevó sus sketches que combinan el costumbrismo con personajes disparatados. Su anterior obra comercial, “Entre ella y yo” que en su concepto se acerca a esta, fue un suceso y estuvo en cartelera por 3 años. Graciela Tenenbaum, inmensa, su actuación es descollante y es la bisagra de la historia e inclusive del tipo de humor y actuación de los otros dos actores. Victoria Almeida es una de las mejores actrices de su generación, transita el drama y la comedia con una versatilidad increíble, aquí por supuesto esta maravillosa.

“Mi madre, mi novia y yo” es una propuesta única e infaltable en la cartelera de esta temporada, es de esas obras que es imposible que defraude a algún espectador, todo funciona a la perfección. Una comedia para no dejar de reír, donde los actores brindan todo arriba del escenario, si quieres divertirte, esta es tu obra.


GUSTAVO SCUDERI