"Tijeras salvajes" -MI CRITICA-

Uno celebra que se siga trayendo a la cartelera de Buenos Aires, obras que fueron y/o son sucesos a nivel internacional, que prometen mucho y por estos lares no son conocidas; ya que cuando las presenciamos, es un poquito como viajar o bien nos permite acercarnos a ellas sin hacerlo.

Este es el caso del desembarco de “Tijeras Salvajes” de Paul Portner, una comedia que dice ser la más delirante de los últimos tiempos, vista por más de 14 millones de espectadores en todo el mundo y que hoy pisa la Av. Corrientes en el Multitabaris.

Algunos datos que llaman la atención de la obra y son interesantes a la hora de elegirla, son que: se mantuvo por más de 40 años en Estados Unidos y el mundo, siete veces elegida por el Boston Globe como la mejor comedia del año y por el Chicago Sun-Time y el Philadelphia Enquirer como la obra del año.

“Shear Madness” como se llama originalmente, es una de las piezas más populares en el mundo cuyo versionado y dirección local quedaron en manos de un preparado y experimentado Manuel González Gil; quien supo plasmar en su mirada aquello que caracterizaba a la propuesta donde se combinan el humor, el suspenso y sobre todo algo que más me llamó la atención, la improvisación. En este aspecto quiero poner énfasis, ya que hoy en día no hay propuestas que se desdoblen de esta manera, no quiero spoliear la misma, pero comienza siendo una comedia de misterio, de enredos y pasada la mitad da un giro que no voy a adelantar y lo que la transforma en una obra distinta.

El elenco elegido aquí es ecléctico, muy buenos comediantes, de gran trayectoria y convocatoria todos ellos; mi función fue la primera, por lo tanto, considero que el engranaje de la dinámica teatral de la obra se ira aceitando con el paso de estas. Cada uno de ellos es muy solvente y cumple con amplitud en este tipo de genero teatral: Andrea Politti, Diego Reinhold, Mario Pasik, Linda Peretz (a quien tanto queríamos ver en escena), Galo Hagel y Alejandro Müller, este ultimo con un manejo de su personaje sublime, el público festeja cada una de sus participaciones y es que realmente se lo encuentra en un estado de gracia, muy buen trabajo

“Tijeras salvajes” tiene todos los elementos para destacarse en la cartelera porteña, entre otras razones por ese detalle que mencionara antes, que le permite pasar de ser una comedia de enredos típica a presentar algo distinto y que sorprenda al público.


GUSTAVO SCUDERI